VACUNACIONES

El objetivo de vacunar a nuestras mascotas es protegerlas antes de que contraigan una enfermedad ya que muchas de las enfermedades infecciosas pueden resultar mortales o muy debilitantes.

Mediante la vacunación de su mascota puede prevenir muchas enfermedades, algunas de ellas zoonóticas (que se transmiten al hombre).

Nuestros veterinarios le recomendarán un programa de vacunación adecuado para su mascota, según la edad en la que tengan a su animal, la edad en la que comiencen a vacunarle y diferentes factores.

Le asesoraremos también sobre las diferentes enfermedades presentes que puede contraer su mascota, así como las enfermedades que puede contraer si realiza viajes a determinadas zonas.

Calendario vacunal canino

Inmunidad frente al parvovirus

La parvovirosis es una enfermedad vírica provocada por el parvovirus canino (PVC).

Es muy contagiosa y en cachorros puede llegar a ser mortal. El virus se excreta por las heces y por cualquier líquido corporal del perro y resiste mucho en el entorno.

La infección se puede producir por contacto directo con heces del perro infectado o por contacto con un objeto o entorno contaminado.

Tras la infección, a los pocos días el perro puede tener síntomas graves: vómitos, diarreas intensas y con sangre, incapacidad para moverse, fiebre, debilidad… esto va a provocar una deshidratación del animal y una posible anemia y el no-funcionamiento del sistema inmune.

En los cachorros que no han sido vacunados la enfermedad puede progresar muy rápidamente y puede ser mortal.

Es ideal vacunar a los cachorros antes de que vayan a salir al exterior y por ello puedan tener contacto con el virus.

Inmunidad frente al moquillo, hepatitis, Parainfluenza y Leptospira

MOQUILLO:

Es una enfermedad que está causada por el virus del moquillo canino. Su transmisión es muy fácil entre contacto de diferentes perros infectados.

El virus está en las secreciones de la nariz y las lágrimas, por tanto se esparce muy fácilmente por el aire.

El virus no es muy estable fuera del perro pero puede viajar a veces en la ropa y afectar a otros perros que no estén protegidos.

La introducción de un cachorro infectado en un grupo es la causa más frecuente de la aparición de brotes de la enfermedad.

La enfermedad puede presentar diferentes síntomas, el primero que aparece es la fiebre y a partir de ahí en los días sucesivos se acompaña de otros síntomas que pueden ser respiratorios, digestivos, cutáneos, nerviosos y oculares.

Su prevención es mediante la vacunación.

PARAINFLUENZA

La parainfluenza canina es un virus ARN  que junto a otros agentes microbianos desarrollan la traqueobronquitis infecciosa canina, comúnmente conocida como tos de las perreras.

El virus de la parainfluenza se propaga fácilmente de un perro a otro a través del aire  o través del contacto directo con las secreciones nasales de perros infectados provocando síntomas que pueden llegar a ser mortales en cachorros y en perros de avanzada edad.

Esta enfermedad es muy contagiosa y se propaga rápidamente entre perros que viven juntos en espacios cerrados, perreras o albergues. En la actualidad, solo es contagiosa entre los perros y no puede contagiar a otros animales u personas.

Los dueños de perros deben de ser conscientes de las altas posibilidades que existen de que su perro se contagiado por este virus y las situaciones que pueden provocar que el virus se propague a otros perros. Para evitar esto, en este post te mostraremos detalladamente los síntomas y el tratamiento ideal para la parainfluenza canina, así como métodos de prevención.

LEPTOSPIRA

La leptospirosis es una enfermedad infecciosa provocada por la bacteria leptospira. Es una zoonosis (se transmite al hombre).

La infección se transmitea través de un animal infectado o a través de medio ambiente contaminado con el germen.

Los animales infectados eliminan leptospiras por la orina y los humanos se infectan cuando entran en contacto con estos animales o con las aguas infectadas, especialmente aguas estancadas y terrenos húmedos contaminados con la orina de estos animales.

La infección en humanos puede producir cuadros clínicos que van desde solo fiebre hasta la afección de múltiples órganos, causando incluso la muerte.

Inmunidad frente al parvovirus

Inmunidad frente al moquillo, hepatitis, Parainfluenza y Leptospira

Inmunidad frente Tos de las perreras (Bordetella Bronchiséptica)

La bronquitis infecciosa o tos de las perreras es un síndrome respiratorio muy contagioso. Se va a transmitir por el contacto de un perro que esté infectado y está asociada muchas veces a la estancia de los perros en las perreras.

La tos de las perreras puede estar provocada por diversos virus (los principales son los adenovirus caninos, herpesvirus canino, coronavirus y virus de la parainfluenza) o bacterias (Bordetella bronchiseptica).

Los virus y las bacterias se van a diseminar por el aire cuando los perros tosen o estornudan. En las perreras hay gran cantidad de perros en contacto por lo que la diseminación será más fácil y rápida. Los virus o bacterias van a irritar la mucosa de la tráquea y provocar tos.

Es recomendable vacunar a su mascota aproximadamente 2 semanas antes de alojarse en una perrera o residencia canina, en muchas ocasiones en estos establecimientos no admiten perros que no estén vacunados.

Inmunidad frente a la rabia

La rabia es una infección vírica que se transmite por la mordedura de un animal infectado. Puede afectar a cualquier animal, también al ser humano. El resultado de la rabia es mortal y no existe tratamiento, por lo que es de declaración obligatoria.

Los síntomas se producen porque el virus produce una inflamación cerebral. Esto da lugar a alteraciones del comportamiento del animal, nerviosismo, agresividad y posterior parálisis.

La vacunación es fundamental para prevenir la infección, y la normativa de nuestro país exige la vacunación obligatoria frente a la rabia.

Inmunidad frente al moquillo, la hepatitis, parainfluenza, Leptospira, Parvovirus y la rabia.

Calendario vacunal felino

Inmunidad frente Panleucopenia + Rinotraqueitis felina + Calicivirus

PANLEUCOPENIA

La panleucopenia felina es una enfermedad muy contagiosa que en ocasiones puede llegar a ser mortal. Es una enfermedad causada por un parvovirus.

Los gatos que están infectados suelen presentar fiebre, vómitos y diarreas severas, falta de apetito, apatía…

La palabra panleucopenia significa una disminución de las células de la serie blanca (glóbulos blancos)en la sangre, y es lo que aparece en el análisis de sangre (hemograma)de los gatos que están infectados.

​En cachorros o gatos jóvenes la enfermedad generalmente es mortal y en caso de que una gata se infecte durante el embarazo los cachorros pueden nacer con trastornos neurológicos graves.

​El virus principalmente se transmite a través del contacto con heces de un gato infectado, pero es un virus muy resistente en el medio ambiente y se puede transmitir también a través del agua, cajas de arena, cuencos de comida…

El tratamiento consiste en la hospitalización, terapia de fluidos, apoyo nutricional y antibioterapia, y aún así el pronóstico a veces es desfavorable.

 

RINOTRAQUEITIS

La rinotraqueitis felina también conocida como la gripe felina,es una enfermedad  de las vías respiratorias que normalmente cursa con síntomas en nariz y tráquea en gatos. Se caracteriza por la presencia de fiebre, estornudos, secrección nasal y conjuntivitis o problemas oculares. Pudiéndose complicar con úlceras y secrección ocular crónica. 

Los gatos más jóvenes son más suceptibles a padecer la enfermedad y se suele presentar de manera severa. 

El causante de la enfermedad es el virus del herpes-virus felino, virus responsable de la mayoría de las enfermedades del tracto respiratorio de los gato.

 La rinotraqueitis puede darse únicamente por el herpesvirus felino o combinado con calicivirus. 

CALICIVIRUS

El calicivirus felino (FCV)es un virus que causa infecciones frecuentes en los gatos a nivel del tracto respiratorio, digestivo y en los ojos. Existen cepas muy virulentas que pueden causar alopecia, úlceras cutáneas, edema subcutáneo y en bastantes ocasiones la muerte de los gatos afectados.

 Se manifiesta generalmente en forma de estornudos, secreción ocular y secreción nasal. 

La transmisión es por contacto directo de los gatos a través de saliva, secreciones nasales o lágrimas. También puede producirse la infección por contacto indirecto a través de materia contaminada o del medio (cuenco de comida contaminado por saliva, por ejemplo). 

Los gatos infectados eliminan el virus a través de las secreciones durante 2 o 3 semanas y algunos pueden convertirse en portadores crónicos, sin mostrar signos de enfermedad pero expulsando el virus y pudiendo contagiar a otros gatos. 

El virus puede mantenerse activo en el medio, fuera del animal, hasta un mes.  

La infección por calicivirus es muy frecuente como agente infeccioso único o en combinación con otros agentes patógenos (como el herpesvirus o ciertas bacterias).

Generalmente aunque el herpesvirus es la causa más frecuente de enfermedades oculares en el gato y provoca signos más graves, no hay que olvidar que el FCV también es una de las causas potenciales de problemas oculares combinado con afecciones del tracto respiratorio. 

 

Inmunidad frente a la Leucemia felina

La leucemia felina es un virus mundial del que cualquier gato puede ser infectado, variando mucho el riesgo de infección según la edad, hábitos, estado de salud general y entorno en el que vive. El virus no va a afectar a otros animales domésticos ni a las personas. 

La transmisión se debe al acicalamiento mutuo e incluso de la madre a los cachorros (por acicalamiento post-parto, durante la gestación por el torrente sanguíneo o a través de la leche) o a través de heridas causadas por mordeduras. El virus está presente en saliva, orina y heces y no sobrevive fuera del cuerpo del gato. 

Cuando el animal se ha infectado, el virus se multiplica por el torrente sanguíneo y el animal puede vencer la infección y acabar con el virus, incluso sin manifestar síntoma alguno. En algunos fatos, su sistema inmunitario no puede erradicar el virus y estos animales quedan infectados para el resto de su vida, enfermando o muriendo meses o años después. 

Los síntomas varian mucho desde adelgazamiento progresivo, fiebre, pérdida de apetito, letargo, inflamación de los ganglios linfáticos, signos gastrointestinales o anemia entre otros. 

Inmunidad frente  Panleucopenia + Rinotraqueitis felina + Calicivirus

Inmunidad frente a la Leucemia felina

Inmunidad frente a Coronavirus felino

El coronavirus felino es una enfermedad relativamente frecuente en gatos, con alta tasa de contagio. La mayoría de veces el cuadro clínico es leve, pero el virus tiene la capacidad de mutar y volverse mucho más grave, dando lugar a la peritonitis infecciosa felina (PIF). 

Existen dos tipos de virus diferentes, el coronavirus que invade el tracto digestivo y el virus de la peritonitis infecciosa felina, que es el responsable de la infección generalmente crónica de las células del epitelio digestivo. 

La transmitisón del virus es oral-fecal. El virus se va a excretar por las heces de animales portadores sanos. Hay gatos que son resistentes a este virus y no desarrollan ninguna infección pero otros pueden ser portadores crónicos ya unque algunos pueden curarse espontáneamente, la inmunidad no dura para siempre y pueden volver a contaminarse de nuevo. 

El coronavirus produce una gastroenteritis leve y generalmente crónica. Si muta y da lugar a la peritonitis infecciosa felina, puede presentarse de dos formas diferentes. Generalmente el PIF se desarrolla en gatos con inmunidad débil o positivos a leucemia o inmunodeficiencia felina. 

La forma húmeda produce una acumulación de líquido en cavidad peritoneal lo que provoca un agrandamiento del abdomen. Provoca inflamación de otros órganos lo que da lugar a signos de alteración hepática, ictericia,vómitos, diarreas…Es la forma más mortal de la enfermedad y el tiempo de supervivencia desde el inicio de la enfermedad es de 5 a 7 semanas generalmente. Es de curso rápido. 

La forma de PIF seca provoca lesiones en el sistema nervioso central y ocular. Provoca pérdida de peso, anemia, fiebre y finalmente acumulación de líquido. Su curso es más lento que en PIF húmedo y en cualquier caso se trata de una enfermedad incurable. 

Inmunidad frente al Coronavirus felino + Panleucopenia + Rinotraqueitis felina + Calicivirus + leucemia felina

¿Cómo reacciona el cuerpo de mi mascota después de la vacunación?

Vacunar regularmente para “recordar” al organismo de su mascota sobre las diferentes enfermedades, es de vital importancia para protegerle.

Tras la administración de la vacuna, el cuerpo del animal va a reaccionar como si se tratara de una infección real, sin embargo las bacterias y los virus de las vacunas son modificados para que no puedan producir la enfermedad.

Aproximadamente 2 semanas después el animal desarrolla una inmunidad contra el microorganismo. A veces es necesaria una segunda vacunación a las 2 – 4 semanas después para conseguir una protección potente y duradera. 

Si tu mascota es un animal exótico te explicamos sus vacunas en el siguiente enlace.

Pedir cita para vacunaciones

No dude en pedir cita para concertar una consulta de cardiología o solicitar una segunda opinión para su mascota.

Dirección:

C/ Castilla la Nueva ,43

28941 Fuenlabrada- Madrid.

Teléfono

Contacto:91 606 80 96

Cita previa: 91 697 55 04

Urgencias: 629 286 313

Nuestro horario

De lunes a Viernes

de 10 a 14 y de 17 a 20:30

Sábados: 10:00 a 14:00

 

E-mail

info@veterinariolaserna.com